Entrevista a Pilar Sánchez Vicente

20/22 Mayo 2009 Interinformacion

XI Jornadas Españolas de Documentación

Pilar Sánchez Vicente fue coordinadora general de Fesabid en el año 1994. Mucho han cambiado las cosas desde entonces, y para esta edición de 2009 regresa a Zaragoza con toda la ilusión por participar en este foro de encuentro e intercambio para profesionales de la documentación. A Fesabid le doy siempre un 10, señala.

Pilar Sanchez VicenteEn Fesabid 94 el aparato más moderno era un fax y los ponentes utilizaban las transparencias para proyectar sus conferencias. Ahora, en Fesabid 2009, Pilar Sánchez Vicente participa desde el Comité Organizador y con la organización de mesas redondas a través de la Asociación Profesional de Especialistas en Información, de la que es presidenta.

Fue documentalista en el Instituto Asturiano de la Juventud desde 1987 hasta 2002, año desde el que es jefa del Servicio de Publicaciones, Archivos Administrativos y Documentación en la Dirección General de Modernización del Principado de Asturias. Desde su posición y experiencia ha puesto en marcha novedosos proyectos con la documentación como base y escoltada, en todo momento, por las nuevas tecnologías. Cuando realmente te das cuenta del avance tecnológico es en la vida cotidiana y nuestra profesión, paralelamente, se beneficia de ello, apunta esta profesional.

Pregunta.- Empezaste con información juvenil y ahora llevas toda la documentación oficial de Asturias. ¿Cómo ha sido esta evolución?

Respuesta.- Es una evolución paralela a la que tuvo el sector. Cuando empecé fue el primer centro de documentación, aparte del general del Principado donde estoy ahora, que se había creado. Estuve ahí durante 17 años y fue una experiencia muy enriquecedora porque en los sitios con poco presupuesto y al borde del abismo, se trabaja mucho en red y en equipo. Montamos las primeras listas de distribución, la primera web que hubo en el Principado, se creó la Red Asturiana de Información Juvenil… Toda esta coordinación de proyectos de bajo coste estuvo llena de voluntad, ilusión e iniciativa de los profesionales de la información, quizá menos considerados, que son los de juventud, pero que tienen un trabajo indiscutible a pie de otra, con los jóvenes y con una demanda muy activa. Fue la base que me permitió llegar a un trabajo como éste, con una experiencia que no tendría de otra forma si entrara directamente ahí.

P.- Has iniciado proyectos innovadores en documentación, ¿cuáles y en qué consisten?

R.- La experiencia de la Red Asturiana de Información Juvenil la trasladé al sistema de información documental en red de Asturias, el SIDRA. Si la red asturiana recogía unas 40 oficinas de información juvenil, SIDRA aglutinó los 25 centros de documentación que había dispersos por el Principado. Las bibliotecas siempre tuvieron su red pero los centros de documentación eran nichos aislados e independientes que habían ido creciendo pero sin tener nunca ninguna coordinación ni trabajo en conjunto. SIDRA es una experiencia fantástica, nos dieron un premio a la iniciativa innovadora en la administración, y me siento madre del proyecto.

P.- ¿Cuál es la labor del Servicio de Archivos Administrativos y Documentación en la Dirección General de Modernización del Principado de Asturias?

R. - La visión es muy amplia. Llevamos toda la documentación que se genera en el Principado. Organizamos todo el archivo general y, por tanto, todas las transferencias de todos los archivos de todas las consejerías; llevamos el SIDRA y, derivado de ello, el Repositorio Institucional de Asturias. Somos la primera Comunidad que tenemos esto, el resto está vinculado a las universidades. Asimismo, llevamos la memoria de Asturias, que es un proyecto de web 2.0, y toda la gestión de contenidos del portal www.asturias.es. También realizamos el Boletín Oficial de la Provincia. Lo que intento es encardinar todas las piezas, relacionarlas, que toda la información que entra por un lado se pueda aprovechar en el resto de los sitios.

P.- También eres novelista, ¿cómo te ayuda tu profesión a escribir tus obras?

R.- Tengo varias novelas y en las que más me gusta trabajar son las históricas. Mi profesión me lo facilita a la hora de hacer acopio de las fuentes, seleccionar la información, su tratamiento, toda la criba para fabricar la novela… Y escribir con este ritmo de vida que llevo, con tantos proyectos, con 100 personas a mi cargo… Es una forma de evasión, de liberación y de satisfacción increíble. Vivo en una ciudad diferente a la que trabajo, hago el recorrido en tren y es ahí donde aprovecho para desconectar. A la mente le viene muy bien para estar despierta y para desconectar cuando tengo momentos de agobio.

P. – Y también tienes un blog…

R.- Es otra manera de expresión. Ahí trato temas de actualidad, para promoción de la novela…Pongo vídeos, hablo de deportes, de arte, de cultura o de política. En cualquier momento siempre hay algo que te apetece decir y es como una pizarra pública donde expones tus opiniones, recibes comentarios, visitas, participas en otros… Es un instrumento de comunicación muy interesante.

P.- ¿Las nuevas tecnologías te han ayudado en tu trabajo y en su difusión?

R.- El mundo cambia mucho. En 1994 fui la coordinadora general de Fesabid. Organizamos unas jornadas con 1.100 asistentes y el instrumento más moderno para comunicarnos era un fax, y los profesores se mataban por el proyector de transparencias. No había móviles ni correo electrónico. En los pasillos se empezó a oír hablar por primera vez de Internet. Se veía venir que era algo con un potencial tremendo. A través de ahí organizamos en Gijón un taller introductorio a Internet, cuando nadie sabía lo que era, las conexiones eran lentísimas y sólo pudimos acceder a poquísimas páginas. Fue un descubrimiento. Cuando realmente te das cuenta de las tecnologías es en la vida diaria, cuando nos permiten estar conectados permanentemente, mandar un mensaje sin buscar una cabina, no estar pendiente de que llegue una carta…Ahí es donde se ve todo su potencial. Es una avance que experimenta la sociedad y nuestra profesión, paralelamente, se beneficia. Y todavía estamos mucho más atrás de lo que las tecnologías están avanzando, porque cuestan dinero, implantarlas en una organización es difícil… Ahora cualquiera se puede acercar, mayor o joven, a una pantalla y defenderse, coger un ratón… Es muy fácil porque es muy intuitivo, y eso lo demuestra lo que pasa con los críos, que parece que nacen con la estructura de fichero y ese dominio absoluto. Nos superan y nos rebasan. Lo que me atrae y me maravilla es pensar en lo que puedo haber visto cuando llegue a vieja. En los 70 estábamos en la prehistoria en muchas cosas, y en unos años el vuelco es espectacular. Si tengo la suerte de vivir otros 20 me imagino esas cosas tan bonitas de las películas, que sólo me faltará decir al ordenador que escriba por mí.

P.- Porque ahora que las personas mayores descubren los ordenadores, Internet, cuando lleguemos a mayores, tal y como evoluciona esto, no sé qué vamos a aprender…

R.- Lo bueno es que tendremos los abiertos los ojos, dejaremos que la vida nos sorprenda. Intuyo que no tendremos ese rechazo a lo nuevo. Como cada año todo evoluciona y todo resulta sorprendentemente nuevo, si tienes capacidad de sorpresa, aprendizaje y de innovación -espero que esto no lo perdamos- y aunque no lo entiendas o lo alcances, comprenderás que es una evolución natural del mundo.

FESABID

P.- Fuiste la coordinadora general de Fesabid 94 y conoces las jornadas desde dentro. ¿Qué destacas?

R.- Lo fundamental es que es un punto de encuentro de profesionales de la información y la documentación creo que no existe otro en nuestro. A un congreso no sólo vas a las conferencias. Es también en los pasillos donde haces contactos. Año tras año se ve la evolución del sector, y los temas se eligen con mucho mimo tratando que reflejen la posición de la sociedad y la profesión en ese momento. Es un escaparte de lo que hacemos los profesionales. Estando en nuestra profesión nadie debería perdérselo. Además, es importante poner cara a los nombres para intercambiar conocimientos, experiencias…Y eso sólo lo consigues acudiendo a un foro como éste.

P.- ¿Qué esperas de la edición de este año en Zaragoza?

R- Volver a encontrarme con todo el mundo. Además, soy la presidenta de la Asociación Profesional de Especialistas en Información y organizamos una mesa redonda. Aparte de la oportunidad de volver a vuestra tierra, tengo muchos amigos de juventud y visitas que hacer. Y, profesionalmente, es la manera de estar al día, de ver por dónde van los tiros y ver ponencias, conferencias, hablar con alguien, ver lo que hace, ver que va por tu camino… Es una forma de difundir y compartir experiencias y conocimiento. A Fesabid le doy siempre un 10.

  • Deja una respuesta:

Gemelos Fesabid
  • Grupo Fesabid en Facebook
  • Wiki 2011
  • Tu perfil en Fesabid 2009

Web desarrollada por MASmedios.com