Entrevistas Fesabid 2009: Gregorio García Reche

Gregorio García RecheGregorio García Reche es coordinador de las Bibliotecas Universitarias de Málaga y forma parte del Comité Científico de las Jornadas Españolas de Documentación. Este profesional apuesta por un cambio del concepto de biblioteca, que pasa a convertirse en un centro integral de trabajo.

De espacio de estudio a centro de trabajo. Es el proceso de cambio en el que se encuentran inmersas las bibliotecas que, ayudadas por las nuevas tecnologías y las posibilidades que éstas ofrecen, permiten que los recursos y servicios disponibles las transformen en lugares integrales de trabajo e investigación.
Así lo aprecia Gregorio desde su perspectiva dentro de la biblioteca universitaria, cuyo modelo debe adaptarse al estilo de enseñanza y aprendizaje actual.

Pregunta.- ¿Siguen usando los universitarios las bibliotecas?

Respuesta.- Las bibliotecas se siguen utilizando en la Universidad. Es cierto que estamos ahora mismo en una época de expectativa, con los cambios que se están produciendo en el sistema universitario, con la adaptación de los estudios al espacio único europeo, con otro estilo de enseñanza y aprendizaje… El modelo de biblioteca universitaria se está adaptando también a eso. Se supone que el uso que se hará de las mismas será diferente, menos como un lugar de estudio y más como uno de trabajo, sobre todo para el estudiante.

P.- ¿Cómo han contribuido las nuevas tecnologías en la formación de los estudiantes?

R.- La oferta que desde las bibliotecas universitarias hacemos con nuevos soportes, con libros y revistas electrónicas, va en aumento, si bien en un primer momento está dirigida, principalmente, a la investigación. Quizá el usuario principal va hacia bases de datos u otro tipo de publicaciones que antes encontraba en formato papel y que están pasando a formato digital. El uso de las nuevas tecnologías está influyendo de una manera decisiva, tanto por esos formatos como por los servicios que la biblioteca ofrece de manera virtual, como al acceso de recursos desde casa, a servicios de renovación de préstamo, de reserva de libros… Sí que hay un antes y un después con la aplicación de las nuevas tecnologías.

P.- ¿Cómo funciona el Sistema de Bibliotecas Universitarias de Málaga?

R.- La función creo que puede ser similar al concepto de centro de recursos para el aprendizaje y la investigación, que es el que a través de la Red de Bibliotecas Universitarias Españolas se está propugnando; es el que va calando aquí y el que se está teniendo como referente. Se trata de esa concepción de biblioteca como centro de trabajo y el papel que va a tener la biblioteca y los bibliotecarios como apoyo y orientación para las tareas que los usuarios vienen a desempeñar en ellas.

P.- Cambia, entonces, el concepto…

R.- Ésa es la idea. En líneas generales, se está pasando de una biblioteca como lugar de estudio a disponer de unos recursos y servicios para constituirla como un centro de trabajo.

P.- ¿Tenéis en marcha o en mente algún proyecto que contribuya al acceso de los estudiantes a la información?

R.- En general, la accesibilidad a la información es algo en lo que hemos trabajado bastante durante los últimos años, repercutiendo también en los estudiantes. Esto se aprecia, sobre todo, en la información digital a través de nuevos servicios y herramientas, pero también en la más tradicional mediante la ampliación de plazos y número de préstamos, libre acceso de la mayoría de los fondos, 24 horas de apertura en épocas de exámenes… Como proyecto a corto plazo, tenemos previsto implantar un servicio de circulación de libros en el ámbito del Consorcio de Bibliotecas Universitarias de Andalucía, sobre la base de su catálogo colectivo, que representará un gran avance en la accesibilidad también por parte del alumnado.

P.- La Biblioteca Universitaria fue uno de los primeros servicios en informatizarse, ¿fue un proceso complicado?

R.- Fue un proceso complejo porque representaba poner en marcha todos los servicios y tareas que habitualmente se realizaban de forma manual e integrarlas en un sistema automatizado. Actualmente todo esto está muy desarrollado, tenemos un sistema de gestión que es la base principal para todo, aunque luego lo completamos con algún otro software que utilizamos para tareas específicas, como es el préstamo interbibliotecario.

P.- ¿Qué ha supuesto el automatizar la gestión de la biblioteca?

R.- Aparte de simplificar, agilizar y homogeneizar tareas, el hecho de tener un sistema automatizado para toda la gestión de la biblioteca nos ha llevado a considerar el catálogo de la misma como la herramienta integradora de todos sus recursos. No solamente con el libro tradicional, la monografía impresa o la revista, sino que ahí estamos incorporando otro tipo de materiales y de información adicional. A través del catálogo tenemos acceso a los recursos electrónicos y permitimos el acceso completo a artículos, libros y a bases de datos. Además, nos ha permitido compartir información en proyectos cooperativos con otras bibliotecas, tales como los catálogos colectivos en los que participamos, bases de datos de artículos o recolectores de la producción científica.

Jornadas Fesabid

P.- Formas parte del Comité Científico de Fesabid, ¿qué te parecen estas jornadas?

R.- Las conozco desde hace tiempo. En las jornadas anteriores presentamos una comunicación que trataba sobre este tema de la integración de recursos a través del catálogo de la biblioteca, y anteriormente participé en el año 94 en Gijón, donde también formé parte del Comité Científico. Además, por mi vinculación con la Asociación Andaluza de Bibliotecarios, he tenido que ver con otras ediciones, de forma más o menos directa.

P.- ¿Cómo es la experiencia, qué es lo que más te gusta de estos encuentros?

R.- Lo positivo es que en ellas están representados los principales ámbitos que tienen que ver con la documentación, no sólo bibliotecarios, sino que hay profesionales de la información en general. Eso te abre mucho los ojos. El conocer otras experiencias que pueden ser aplicables a la realidad más próxima. Creo que se ha convertido en el encuentro nacional por excelencia, con una participación muy alta, y donde siempre, por el hecho de la configuración del programa, se dispone de ese espacio abierto a comunicaciones que libremente se presentan. Eso le da más frescura y la posibilidad de conocer y compartir experiencias muy interesantes que de otra manera sería imposible. Es un programa muy amplio, muy variado, y tiene una repercusión y seguimiento bastante grande.

Tags noticias federación: