Préstamo y reproducción

PRÉSTAMO

¿Qué se puede prestar?
Los documentos de todo tipo y en cualquier soporte, originales o copias, que integran el fondo de la institución y esta considera adecuados de incluirse en el servicio de préstamo.
 
¿Y para préstamo interbibliotecario?

El fondo bibliográfico, sea cual sea su naturaleza, susceptibles de incluirse en el servicio de préstamo podrán utilizarse también para el préstamo domiciliario y el préstamo interbibliotecario.

 
¿Qué se debe pagar?

La Ley 10/2007 establece un canon de 0,20 cts de euro por cada ejemplar de obra adquirido destinado al préstamo, exceptuando (art. 2) los establecimientos de titularidad pública de municipios de menos de 5000 habitantes incluyendo los servicios móviles cuando realicen el préstamo en dichos municipios y las bibliotecas de instituciones docentes integradas en el sistema educativo español.

 

El precio de 0,20€ es aplicable hasta el 1 de agosto de 2014, en que el Real Decreto 624/2014, que recoge la sentencia del TJUE conocida como VEWA, que establece dos criterios para el cálculo de la remuneración. A partir de esa fecha y hasta el 31/12/2014 se debe aplicar la disposición transitoria (0,16 x obra adquirida + 0,05 x usuario activo). Desde 1 de enero de 2015 (0,04€ por obra objeto de préstamo + 0,05€ por usuario registrado y activo).

 

¿Quién debe pagar?

Los titulares que se señalan en el artículo 37.2 del RDL 1/1996, las bibliotecas, es decir, los titulares de museos, bibliotecas, fonotecas, filmotecas, hemerotecas o archivos de titularidad pública o que pertenezcan a entidades de interés general de carácter cultural, científico o educativo sin ánimo de lucro, o a instituciones docentes integradas en el sistema educativo español.

Las distintas administraciones pueden llegar a acuerdos entre ellas para la recogida de datos y facilitar la agilidad de la remuneración. De acuerdo al artículo 8 de la Ley 2/2012 de acuerdo al principio de estabilidad presupostaria, cada administración debe hacerse cargo de sus pagos, de acuerdo a sus competencias. 

 
REPRODUCCIÓN
 
¿Qué porcentaje de fotocopias realizadas en una biblioteca deben pagar canon?

  • Del total de fotocopias realizadas hay que restar:
    • el porcentaje de materiales no sujetos a canon (documentos administrativos, materiales de creación propia o documentos en dominio público)
    • Hay que restar el porcentaje de material fotocopiado con fines exclusivamente de investigación. Habrá bibliotecas que tendrán un porcentaje bajo y otras que lo tendrán muy alto en función de sus fondos, de su grupo de usuarios y de sus fines como institución.
    • Hay que restar también el porcentaje de fotocopias  que se realizan con fines de conservación, es decir copias que sustituyen la consulta del original debido a su estado físico.
  • No se debe aplicar el artículo 31 relativo a la copia privada, pues las copias realizadas en establecimientos accesibles al público no tienen consideración de copias privadas. Por ello, las fotocopiadoras destinadas a bibliotecas tampoco devengan el canon por copia privada.
  • Según el convenio de CEDRO el porcentaje estándar para las bibliotecas públicas es el 35% del total de copias realizadas.
¿Con quién hay que firmar?
La entidad de gestión que otorga licencias para la reproducción de obras impresas o susceptibles de serlo es CEDRO.
 
¿Se puede fotocopiar un libro entero?
Las bibliotecas, museos, archivos, etc. de titularidad pública o integradas en entidades culturales o científicas, sí, siempre que la copia se realice sin finalidad lucrativa y con fines de investigación o conservación (art. 37.1). Hay que tener en cuenta, además, que no se debe causar un perjuicio injustificado a los intereses legítimos de los autores ni ir en detrimento de la explotación normal de las obras (art. 40 bis) En el resto de casos hay que atenerse al porcentaje autorizado por el convenio de CEDRO o pedir una autorización concreta a CEDRO.
 
¿Hay que tener licencia para una fotocopiadora de autoservicio?
Sí, hay que tener licencia para los equipos de los establecimientos  que sean accesibles al público.
 
¿Quién debe pagar el canon de las fotocopias: la institución titular o la empresa  contratada para prestar el servicio?
Depende de los acuerdos que hayan pactado en el contrato
 
¿Qué se puede reproducir bajo el concepto “fines de conservación”?
El artículo 37 de la LPI no determina ni porcentajes, ni tipología de documentos, ni entorno, por lo que se podría decir: todo, teniendo en cuenta incluso los documentos nacidos digitales para fines de conservación.   No necesitará autorización del autor la comunicación de obras o su puesta a disposición de personas concretas del público a efectos de investigación cuando se realice mediante red cerrada e interna a través de terminales especializados instalados a tal efecto en los locales de los establecimientos citados en el anterior apartado y siempre que tales obras figuren en las colecciones del propio establecimiento y no sean objeto de condiciones de adquisición o de licencia. Todo ello sin perjuicio del derecho del autor a percibir una remuneración equitativa (art. 37.3).
 
La única opción que permite la ley sin aplicación de canon son las reproducciones realizadas sobre soportes (por ejemplo CD o DVD…) que de hecho están cayendo en desuso y se sustituyen por el almacenaje en los servidores.  Cabe entender que las copias digitales mantenidas sólo en un servidor pero sin acceso público serían equiparables al mismo uso que se hacía de  la antigua copia en CD, sobre la cual sólo podía consultar una persona.
Sobre los casos más frecuentes de reproducciones necesarias para fines de conservación se pueden citar los siguientes ejemplos:
  1. Copias de seguridad para para prevenir hipotéticos casos de pérdida, robo o catástrofe.
  2. Copias de seguridad por traslado, por ejemplo un documento que cambia de sede, o que se presta para una exposición.
  3. Copias de acceso o consulta para evitar al máximo la manipulación de un original frágil o deteriorado, sea por los usuarios o por el personal de la misma biblioteca.
  4. Copias de preservación de documentos originales frágiles, en mal estado físico, de soportes efímeros, y que de lo contrario se corre el riesgo de perder el original.
  5. Copias que facilitarán el acceso a la información en casos de documentos tecnológicamente obsoletos (traspaso de datos por migración o emulación) con el fin de conservar el ejemplar para el futuro. Este criterio también puede aplicarse a las copias de documentos creados en la red, que son efímeros y que constituyen una parte importante de la información actual.
¿Se pueden reproducir  las portadas de libros, discos … para ilustrar las “guías” de lectura que se elaboran en las bibliotecas?
En principio se trata de un trabajo selectivo y comentado sobre un tema, por lo que puede considerarse estar amparado por el derecho de cita. Además la ilustración con una imagen no perjudica los intereses del autor, ni la explotación normal de la obra.
 
¿Se pueden copiar los DVD, CD de la colección para prestarlos?
No. Las bibliotecas pueden hacer las copias que consideren, de documentos de su colección para fines de preservación, no para duplicar la colección.
 
¿Se pueden almacenar en el servidor documentos en PDF existentes en la red?
Sí, si están en dominio público o en licencia CC que permita la reproducción. En caso contrario hace falta obtener el permiso de sus titulares.
 
 
DIGITALIZACIÓN
 
¿Qué se puede digitalizar para poner en la red?
Para colgar en la red se puede digitalizar cualquier obra que esté en dominio público, obras huérfanas y todo lo que ampare el derecho de cita (fragmentos de obras e imágenes aisladas). En el resto de casos es necesario el permiso de los titulares de los derechos.
En los otros casos debemos disponer de los permisos de los titulares de los derechos. Aunque el texto corresponda a obras en dominio público pueden existir derechos sobre la edición.
Para colgar en la red con el fin de identificar una obra,  por ejemplo: una portada de un libro, una imagen de un cuadro etc., se justifica por la finalidad de promoción que corresponde al centro. Cabe entender este uso dentro de un ámbito no comercial, que el uso de la imagen sea justificado y que la imagen no sea de gran resolución, de manera que no pueda perjudicar la normal explotación de la obra.
 
¿Se pueden escanear textos, imágenes o sonidos con el fin de elaborar materiales digitales como guías de lectura, dossieres electrónicos …?
En principio se trata de un trabajo selectivo y comentado sobre un tema, por lo que la ilustración con una imagen no perjudica los intereses del autor, ni la explotación normal de la obra. En casos vinculados a actividades docentes puede considerarse una cita.
 
¿Se pueden almacenar en el servidor documentos en PDF existentes en la red?
Sí, si están en dominio público o en licencia CC que permita la reproducción y cumplamos con las condiciones que se establezcan en ella. En caso contrario haría falta obtener el permiso de sus titulares.