Pinterest

 

Pinterest es una red social visual. Sus usuarios comparten, de forma gratuita, imágenes, videos y enlaces que consideran interesantes que encuentran en Internet.

 

En su Política de uso aceptable, Pinterest expone los tipos de Pines que no se pueden publicar, así como las acciones que no permite realizar. Y en sus Condiciones de servicio informa que respeta los derechos de autor del mismo modo que espera que sus usuarios los respeten. El usuario que se da de alta acepta las condiciones de no infringir derechos de propiedad intelectual, derechos de privacidad, derechos de publicidad u otros derechos personales o de propiedad.

 

Por lo tanto, si el contenido que comparte un usuario en Pinterest no es propio, este debe contar siempre con la autorización de los titulares de los derechos sobre los contenidos que sube a la red. Para los casos de infracción, Pinterest pone a disposición de los usuarios un procedimiento de denuncia a través de un formulario de notificación disponible en la propia web.

 

Pinterest presupone que los usuarios suben contenidos de los cuales son propietarios y, aunque no obliga a los usuarios a citar el origen y el autor de los contenidos subidos, sí recomienda que éstos sean originales y que se citen las fuentes acompañadas del enlace del sitio original.

 

Aunque Pinterest forma parte de las denominadas “redes sociales” y, por lo tanto, comparte en muchos aspectos la misma forma de estructurarse en cuanto a condiciones de uso y políticas de privacidad, hay que resaltar que Pinterest se basa principalmente en el contenido de fotografías, hecho que determina algunos puntos diferenciales con el resto de plataformas o redes sociales.

 

Por ejemplo, las oportunidades que aporta Pinterest en el marco publicitario son muchas, ya que el alcance de los usuarios de Pinterest es muy amplio y de ahí el uso publicitario que se puede dar a productos o a empresas. Por este motivo, se pueden dar algunas contradicciones legales porque el uso de marcas o logos deben de estar protegidas, y recordemos que el usuario de Pinterest, cuando se da de alta en la plataforma, el contenido que publica no debe infringir derechos de propiedad intelectual o derechos de publicidad. Aquí radica la importancia de esta red social en cuanto al control que se debe tener del contenido que se publica por la difusión, precisamente, que se da a este contenido por parte de la plataforma.

 

Además, cabe recordar que Pinterest establece en la condiciones de uso que el usuario, cuando entra a formar parte de esta red social, acepta conceder una licencia, tanto a Pinterest como a sus usuarios, “global libre de derechos de autor, no exclusiva, transferible y sujeta a licencias para usar, almacenar, visualizar, reproducir, guardar, modificar, crear trabajos derivados, producir y distribuir su Contenido de Usuario en Pinterest con la finalidad exclusiva de operar, desarrollar, proveer y usar los Productos de Pinterest.