Anteproyecto de Ley de Transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno

El gobierno está trabajando en esta Ley de transparencia cuyo objetivo  es ampliar y reforzar la transparencia en la actividad pública, reconocer y garantizar el derecho de acceso a la información y establecer las obligaciones de buen gobierno que deben cumplir los responsables públicos así como las consecuencias derivadas de su incumplimiento. La Ley se compone de tres grandes bloques: la publicidad activa y el derecho de acceso a la información pública, bloques que se engloban dentro de la Transparencia, y, por otro lado, el Buen Gobierno.

Finalizado el plazo de consulta pública y alegaciones, algunas organizaciones opinan que no es suficiente e incluso restrictiva. Por ejemplo, la OSCE afirma, en un informe, que éste proyecto de Ley no cumple los principios y normas establecidos por los tribunales de derechos humanos o las organizaciones intergubernamentales ya que, entre otras observaciones, “no reconoce que el acceso a la información es un derecho fundamental” y critica que los límites son demasiado restrictivos. Comentarios a los cuales se han  sumado otros colectivos cómo la Coalición Pro Acceso y diferentes organizaciones en sus documentos de alegaciones (Archiveros Españoles en la Función Pública, Anabad, Associació d’Arxivers-Gestors de Documents de Catalunya)